Recorrido

Durante la carrera se podrá disfrutar de lugares como el Conjunto Arqueológico de Morerías, Loba Capitolina, Puente Romano, Puente Fernández Casado, Plaza de Toros de San Albín, Casa Romana del Mitreo, Circo Romano, Mártir Santa Eulalia, Acueducto de los Milagros, el Puente Lusitania, la Alcazaba, Anfiteatro Romano, Museo Nacional de Arte Romano, Pórtico del Foro Municipal, Templo de Diana y el Arco Trajano.

Itinerario

Con más de 2000 años de historia Mérida forma parte desde el año 1993 del grupo selecto de Ciudades-Patrimonio de la Humanidad. ¡Prepárate para descubrir por qué!, ¡Disfruta de una experiencia única! ¡Vive una sensación inolvidable donde deporte e historia caminan más que nunca de la mano!.

La prueba comienza a un ritmo vertiginoso en el Paseo de Roma en dirección a la Avenida José Fernández López, el perfil llano, ambiente y paisaje motivan, vuelas por la Avenida hasta la rotonda del Ferial y vuelta de nuevo a José Fernández por la otra dirección hasta la rotonda del Lusitania que preside la reproducción del Augusto de Prima Porta en honor al fundador de la ciudad.

Vuelves a pasar por la salida y en tu recorrido, a la izquierda bajo el edificio administrativo de la Junta de Extremadura se encuentra el Conjunto Arqueológico de Morerías, resumen arqueológico de la ciudad con casas, calzadas, necrópolis de pasado romano, visigodo y árabe. Una réplica de la Loba Capitolina, regalo de la ciudad de Roma, remata la glorieta de la Plaza de Roma.

Vas a tener el privilegio de correr por el famoso Puente Romano con 792 m. y 60 arcos, construido en fechas cercanas a la de la fundación de la ciudad (25 a. C.). (Km 3).

Tras cruzar el Puente Fernández Casado, (km 5) la carrera sigue rápida, en el centro de la rotonda una “Piedad” sirve de homenaje a los Caídos por parte del escultor emeritense Juan de Ávalos. Enseguida la Plaza de Toros de San Albín (1914, 8000 espectadores) y a sus pies la Casa Romana del Mitreo ejemplifica la forma de vida de un patricio en la legendaria Emerita. El recorrido sigue siendo cómodo.

Entre el km. 7, muy cerca del monumento a María Auxiliadora, entrarás en los restos del Circo Romano (km.8) situado en las afueras de la ciudad, testigo de pruebas atléticas entre otros eventos. Es uno de los mayores del mundo (30000 espectadores) y su fundación se estima en torno a los primeros años de la era cristiana. Fue construido en la colonia romana de Emérita Augusta, que fue fundada en el 25 a. C. por Octavio Augusto, para los soldados eméritos licenciados del ejército romano, de dos legiones veteranas de las Guerras Cántabras: Legio V Alaudae y Legio X Gemina. La ciudad fue la capital de la provincia romana de Lusitania. El término emeritus significaba en latín "retirado" y se refería a los soldados jubilados con honor. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco.

Su construcción fue iniciada a principios del siglo I d. C. (año 20 d.c.) durante la época de Tiberio y era el mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad, junto con el Anfiteatro de Mérida.

El Circo forma parte del Conjunto Arqueológico de Mérida, que es uno de los principales y más extensos conjuntos arqueológicos de España. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco.

Avanzado el Km. 8, después del pequeño repecho llega la visita obligada a la imagen de la Mártir Santa Eulalia, patrona y símbolo de Mérida, en el famoso “hornito” ubicado en el templo romano dedicado a Marte. Detrás, la Basílica de Santa Eulalia erigida en época de Constantino (siglo V) cuya zona inferior alberga una importante excavación de época visigoda.

Pasado el km. 10 siente el privilegio de correr por debajo de una de las arcadas del majestuoso Acueducto de los Milagros, construido en dos fases entre el siglo I y III d.C. cuenta con 25 m. de altura y 830 m. de longitud y se utilizaba para trasvasar el agua a la ciudad procedente del cercano Pantano de Proserpina. Rebasado el giro a la izquierda para busca la Avenida de Los Milagros.

Kms. 11 al 13, bajada vertiginosa buscando de nuevo el Guadiana, llevas buena marca no lo niegues, Puente de Hierro, construido en el último tercio del siglo XIX, con la llegada del ferrocarril a la ciudad. De nuevo, el Puente Lusitania. Cuidado con la cuesta entre el km. 13 y 14 (la de la “tele”) reserva energías, respira hondo y ¡adelante!

Las fuerzas flaquean, pero seguro que se recuperan en parte cuando enfiles de nuevo el Puente Romano (bajada rapidísima) y te deleites atravesando el puente que servía de entrada a la ciudad desde el sur. (Km 16). , al fondo el dique romano al pie de la Alcazaba, recinto militar mandado construir por Aberramán II en el siglo IX.

En el km.18 se sitúa el “Angliru” de la prueba, la Avenida Lusitania pondrá a prueba tus fuerzas. Alégrate pues, terminada la cuesta, el recorrido se suaviza muchísimo.

El km. 19 está situado cerca del Teatro y el Anfiteatro romanos, quizás los dos monumentos más emblemáticos de la ciudad, construidos pocas fechas antes del nacimiento de Cristo para entretenimiento de los habitantes de Augusta Emérita. Muy previsiblemente volveremos a dar el campanazo en esta media, en esta media única, en esta media histórica, en esta media cultural atravesando los mismos custodiados por una legión de centuriones.

De frente, al terminar la plaza, se yergue el impresionante Museo Nacional de Arte Romano, obra del arquitecto Rafael Moneo, que alberga en sus vitrinas una de las colecciones de piezas romanas más asombrosas que pueda haber en el mundo.

La carrera toca a su fin, sientes el calor de la gente, de las calles de Mérida, el recorrido acompaña, trepidante. Por la calle peatonal de Sagasta (km.20) otras dos joyas monumentales: el Pórtico del Foro Municipal y, a pocos metros, la visión estremecedora del mal llamado Templo de Diana, en realidad erigido al culto imperial, cuya construcción original se remonta al siglo I a. de C. y que está literalmente incrustado en el Palacio de los Corbos de estilo renacentista.

El final está cerca, tras Templo de Diana giro de 90º por la Calle Alonso Zamora y Juan Pablo Forner para pasar por el Arco de Trajano en dirección a la Plaza de la Constitución y Calle Almendralejo en dirección al Lusitania para por fin un año terminar cuesta abajo. Ahora recréate en los últimos metros, date un baño de multitud, siéntete orgullos@ de haber completado al fin una de las carreras más bonitas de tu vida. Tu entrada en el Paseo de Roma debe ser triunfal.

Organizador

Atletas Populares

Patrocinadores

Santander
Diputación de Badajoz
Ayuntamiento De Mérida
Consorcio De Mérida

Colaboradores

Dirección General de Deportes
Fundación Jovenes y Deportes
Federación Extremeña de Atletismo
Enjoy Mérida
Apis
Terracota Mérida
Mitreo
AD Los Moros
Decathlon
Clínica Dental Marta Carrasco
Plena Inclusión Mérida
Militares
Mérida AD
Mérida espacio libre de agresiones sexistas
Grupo Preving
Clinica Diana
Frutas Montijo
Asociación ARA
Maven
Crudo
Asesores Asociados
Mahou
Mondariz
Ramal Guillén
Extintores Extremeños
formdepor
SEPAD